Pagando el alquiler con un rico pete